Organizaciones Internacionales

OXFAM: ¿Bienestar público o beneficio privado? – Enero 2019

A pesar de que el número de milmillonarios se ha duplicado desde el inicio de la crisis económica y sus fortunas crecen a un ritmo de 2500 millones de dólares al día, las élites económicas y las grandes empresas tributan a los tipos más bajos de las últimas décadas. Esto tiene un coste humano enorme, que se traduce por ejemplo en la falta de personal docente para niñas y niños o de medicamentos en los centros de salud.

La provisión privada de este tipo de servicios penaliza a las personas pobres y favorece a las élites. Las mujeres son las principales perjudicadas ya que, a través de la innumerable cantidad de horas que dedican al trabajo de cuidados no remunerado, son quienes en último término se encargan de suplir las carencias de los servicios públicos.

Es necesario que transformemos nuestras economías a fin de garantizar la provision universal de servicios públicos básicos como la sanidad y la educación. Para lograrlo, las personas y empresas más ricas deben tributar lo que les corresponde justamente. Esto contribuirá a reducir de manera significativa la brecha existente tanto entre ricos y pobres como entre mujeres y hombres.

Lee el Informe

Puertas Abiertas: Lista mundial de la Pesecución 2019

(www.aciprensa.com)

Uno de cada nueve cristianos en el mundo sufre persecución, lo que significa que en total unos 245 millones de fieles están oprimidos a causa de su fe y 4.035 fueron asesinados por la misma razón, según la Lista Mundial de la Persecución elaborada por la organización Open Doors.

La organización sin ánimo de lucro Puertas Abiertas, también conocida como Open Doors, ha publicado la Lista Mundial de la Persecución que elabora anualmente y que ratifica que la persecución a cristianos a escala global no es “un acontecimiento aislado, sino que vive una tendencia al alza que no parece tener límites”.

Según esta organización evangélica, en el mundo hay 245 millones de cristianos perseguidos, un 14% más que el año anterior. “Esto significa que mínimo, un cristiano de cada nueve en el mundo sufre persecución a un nivel alto, muy alto o extremo”, aseguró Ted Blake, responsable de Puertas Abiertas en España durante la presentación de la lista en Madrid.

Corea del Norte, Afganistán y Somalia ocupan, en este orden, los tres primeros puestos de la lista mundial de persecución.

Según expertos consultados para la realización de esta lista, se estima que en Corea del Norte hay entre 200 mil y 400 mil cristianos, de los que unos 50 mil podrían estar prisioneros en campos de trabajos forzosos.

Sin embargo, en relación con el número de cristianos asesinados por su fe, Nigeria es escenario de mayores crímenes. En total murieron 3.731 fieles en este país, casi el doble que el año anterior.

Según Open Doors, durante el año 2018 murieron en total 4.305 cristianos por su fe en todo el mundo. Lo que supone una aumento del 29% respecto al año anterior. También se ha visto un “alarmante aumento” en el número de iglesias atacadas, de 783 han pasado a 1.847 durante el último año.

Open Doors también ha alertado de la situación que viven los cristianos en China e India y en donde viven “niveles extremos y muy altos de persecución”. De hecho, según esta organización, “la Iglesia china es el colectivo social más grande que no controla el Partido Comunista”.

Blake recuerda las restricciones del presidente Xi Jinping sobre las libertades religiosas en las que en algunas ocasiones les ha llevado a “obligar a las iglesias a quitar las cruces para que pusieran en su lugar la bandera china” y “colocar cámaras dentro de los templos para que el Gobierno chino pueda controlar quién va a los cultos”.

Más información sobre la Lista Mundial de Pesecución elaborada por Puertas Abiertas AQUÍ.

 

Lee el Informe

El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2018.

 

 

El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2018.

Fomentando la resiliencia climática en aras de la seguridad alimentaria y la nutrición

 

LEER EL DUCUMENTO

 

Los nuevos datos del SOFI 2018 confirman un aumento del hambre en el mundo: el número de personas que padecen hambre ha crecido en los últimos tres años, volviendo a niveles de hace casi una década. Las múltiples formas de malnutrición son evidentes en muchos países: la obesidad en los adultos está creciendo incluso a pesar de que persisten formas de desnutrición.

Los datos muestran que la variabilidad y los extremos climáticos se encuentran entre los factores clave de este incremento junto con el conflicto y las recesiones económicas, y amenazan con erosionar y revertir los avances logrados en la erradicación del hambre y la malnutrición. El SOFI 2018 revela nuevos desafíos en el camino hacia el Hambre Cero, al tiempo que establece las acciones urgentes necesarias para lograr el objetivo para 2030.