Chiesa nel Mondo

La Conferenza Episcopale Dominicana contro l’inserimento di programmi LGBT nelle scuole. 04 luglio 2019

In conclusione della 57° assemblea plenaria, i vescovi dominicani hanno chiesto al governo di annullare l’ordinanza 33 la quale impone al Ministero dell’Istruzione di inserire programmi LGBT nelle scuole.

I vescovi dichiarano: “Riteniamo necessario eliminare il termine ‘genere’ dalla politica educativa, per evitare l’intromissione di questa odiosa e distruttiva ideologia gender che, ne siamo sicuri, la maggioranza della società non vuole.  L’applicazione di una politica di genere ha aperto la porta all’ingresso di ideologie che distruggono la famiglia, i valori e la cultura, nonché la negazione di concetti scientifici che sono inconfutabili. La Chiesa cercherà sempre di appoggiarsi su basi e premesse che riflettono una corretta antropologia”.

 

COMUNICADO DE LA CED FRUTO DE LA ASAMBLEA PLENARIA 2019

Los Obispos de la República Dominicana enviamos un saludo a la nación desde la 57ª Asamblea Plenaria que cada año llevamos a cabo para planear y evaluar  el trabajo pastoral y social que realiza la Iglesia. En el marco de la reunión reflexionamos, entre otros temas,  sobre el intento de la implementación de una política de género por parte del Ministerio de Educación de la República Dominicana, situación que nos mueve a continuar alertando a la población acerca de la evolución que el concepto género ha tenido en las últimas décadas, que sin lugar a duda, conllevaría  a aceptar agendas nocivas en el proceso educativo.

Creemos en la equidad e igualdad de derechos y oportunidades  entre el hombre y la mujer; entendemos que esto es a lo que la mayoría de la población aspira; consideramos la necesidad de eliminar el término género de la política educativa para evitar la intromisión de la odiosa y destructiva ideología de género que estamos seguros la mayoría de la sociedad  no desea.

Como expresamos recientemente a través de un comunicado, ratificamos nuestra posición: la Orden Departamental 33-2019 carece de sustento que permita su aplicación. No podemos olvidar que en todos los países de América Latina la aplicación de una política de género, llamada así, ha abierto la puerta para la entrada de ideologías que destruyen la familia,  los valores y cultura, así como, desconocen conceptos científicos que son irrefutables.

En tanto, solicitamos que se derogue la Orden Departamental 33-2019 para poder iniciar un diálogo abierto, democrático, transparente y participativo. Por esto, apoyamos la iniciativa de laicos que se manifestaron con el lema “Con mis hijos no te metas”, pues son los que tienen más derecho para exigirlo.

La Iglesia siempre ha estado abierta al diálogo y a participar en los procesos que puedan contribuir al desarrollo de propuestas que construyan una sociedad más equitativa. A este respecto, en cuanto al tema de la Educación la Iglesia buscará siempre que se parta de bases y premisas que reflejen una antropología basada en la justa razón.

Exhortamos a todos los dominicanos a unirnos para llegar a sentar las bases de un diálogo que pueda construir un sistema que logre elevar el nivel educativo a la altura a la que la República Dominicana merece y que soñamos.

 

https://www.ced.org.do/comunicado-de-la-ced-fruto-de-la-asamblea-plenaria-2019/

 

I Vescovi dell’Ecuador si pronunciano sulla Risoluzione sul “Matrimonio Egualitario”. 13.06.2019

COMUNICADO DE PRENSA

Quito, 13 de junio de 2019

 

El 12 de junio del 2019, los Jueces de la Corte Constitucional, con 5 votos a favor y 4 en contra, dieron paso en el Ecuador al matrimonio entre personas del mismo sexo.

 

Estas dos resoluciones vulneran gravemente la seguridad jurídica de nuestro país y la supremacía constitucional por los siguientes motivos:

 

1.- La Corte Constitucional bajo ningún argumento está facultada para reformar el contenido de la Constitución de la República, entre ellas la figura del matrimonio, definida en su Art. 67 como la unión de un hombre y una mujer, toda vez que los únicos mecanismos de reforma constitucional son: mediante Referéndum o a través del voto calificado de la Asamblea Nacional, según lo prevé su Art. 441.

 

2.- Dos Jueces de la Corte constitucional estaban moral y legalmente impedidos de participar en la tramitación de estas causas, por cuanto han sido abogados patrocinadores y defensores del matrimonio igualitario antes de ser nombrados jueces, y, a más de ello, públicamente expresaron con anterioridad sus criterios de apoyo a este reclamo.

 

3.- La definición de matrimonio, como la unión de un hombre y una mujer, fue aprobada por el pueblo ecuatoriano, mediante referéndum realizado el año 2008, con el 63% de la votación, justamente para proteger y fortalecer la institución matrimonial que es la única que garantiza la prosecución de la especie humana y su libre desarrollo, por lo que mal pueden 5 jueces irse en contra de la voluntad soberana de los ecuatorianos.

 

Mientras éstas y otras consideraciones, son resueltas en las instancias legales respectivas, como Iglesia Católica queremos ratificar nuestro compromiso de:

 

a) Respetar los derechos de todas las personas, independientemente de su edad, raza, sexo, religión, inclinación sexual o cultura, como base de una auténtica convivencia democrática, libre de toda forma de discriminación social, política, religiosa, económica o cultural.

 

b) Promover el matrimonio entre hombre y mujer, tal como lo reconoce el Pacto de San José de Costa Rica, la Convención Americana de Derechos Humanos, y la Constitución del Ecuador, como fundamento de la familia y de la sociedad, institución que debe ser reconocida y garantizada por el Gobierno Ecuatoriano.

 

c) Defender la prevalencia de los derechos de los niños en todas las etapas de su existencia y en sus dimensiones: físicas, psíquicas, sociales, éticas y espirituales, de tal manera que crezcan libres de toda forma de violencia y explotación infantil y dentro de hogares estables.

 

d) Ratificar los principios sobre el matrimonio y la familia, base de la sociedad, inspirados en la Palabra de Dios, como un derecho de la libertad religiosa, reconocido por el Estado Laico del Ecuador. (Constitución Ecuatoriana Art. 66, 8)

 

e) Enseñar a los niños y jóvenes que el matrimonio según la fe cristiana, es la unión indisoluble entre un hombre y una mujer y que, como fruto de ese amor, nacen los hijos para la Sociedad y para el Reino de Dios.

 

 

CONSEJO DE PRESIDENCIA

DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL ECUATORIANA

“Con speranza, educazione e lavoro, artigiani di una nuova Argentina” Messaggio della Conferenza Episcopale argentina in vista delle elezioni. 14 marzo 2019

“Con speranza, educazione e lavoro, artigiani di una nuova Argentina” è il titolo del messaggio pubblicato a conclusione della 117ª Assemblea Plenaria della Conferenza Episcopale Argentina, tenutasi dall’11 al 14 marzo. Il documento, inviato a Fides, esprime le riflessioni dei Vescovi in questo anno in cui si svolgono le elezioni presidenziali.
“La nobiltà della vocazione politica chiede ai leader di collaborare affinché il popolo, che è sovrano, sia artigiano della sua storia. Abbiamo bisogno di politici che ci aiutino a guardare oltre la congiuntura e che ci propongano autentici percorsi di amicizia sociale” si legge nel testo, che continua: “In una realtà che ci colpisce e ci ferisce a causa della crescente povertà, non vogliamo perdere la speranza di andare avanti, assumendo la sfida di passare dalla cultura della voracità e dello scarto, alla cultura del prendersi cura di ogni vita e della nostra casa comune, della fraternità e dell’accoglienza”.
Il messaggio si conclude ricordando che, in quanto Pastori, “ascoltiamo la drammatica richiesta di lavoro, che insieme alla pubblica istruzione sono i più importanti temi della questione sociale”.
Dalle informazioni pervenute a Fides durante i giorni dell’Assemblea, si apprende che i Vescovi argentini hanno parlato di diversi argomenti, tra cui la preparazione della imminente Visita ad limina in Vaticano, che si terrà dal 28 aprile al 18 maggio. Inoltre hanno definito i dettagli del Congresso mariano che si terrà nella diocesi di Catamarca nel 2020. Hanno anche riflettuto sul Mese Missionario Straordinario del prossimo ottobre. Mons. Fernando Croxatto, Vescovo di Neuquén e Presidente della Commissione episcopale delle missioni, ha guidato la riflessione su questo tema e i Vescovi hanno deciso di iniziare una nuova missione ad gentes della Chiesa argentina nella zona dell’Amazzonia.
(Agenzia Fides)

 

Visualizza Documento in lingua spagnola

Esortazione della Conferenza Episcopale del Venezuela: dubbi sulla legittimità nuovo mandato Maduro 09-01-2019

Il 2019, ha osservato mons. Azuaje, si apre in un clima di “grande incertezza nella vita personale, istituzionale e comunitaria di un popolo”. Il riferimento – riferisce l’Agenzia Sir – è alle ultime vicende politiche del Paese: all’Assemblea nazionale legittimamente eletta (e contraria al nuovo mandato di Nicolas Maduro) è stato tolto il potere legislativo per assegnarlo ad un’Assemblea costituente.

Il governo Maduro non ha portato nessun cambiamento nell’economia

Il 10 gennaio prossimo, Maduro giurerà per assumere il suo secondo mandato di presidente, dopo aver vinto le elezioni anticipate del 20 maggio scorso, boicottate dall’opposizione. “Tanti i dubbi su questo giuramento, è legittimo, è illegittimo?”, si è chiesto mons. Azuaje: “La storia, al momento opportuno”, darà “il suo verdetto. Ciò che è certo è che nel Paese si sta vivendo una crisi sproporzionata in tutti gli ambiti, però sfortunatamente coloro che hanno guidato il governo durante questi ultimi anni, producendo un deterioramento umano e sociale nella popolazione e nella ricchezza della nazione, continuano sulla stessa strada, senza cambiamenti significativi nell’economia e per il miglioramento delle condizioni di vita dei venezuelani”. “Proseguire nello stesso modo – ha sottolineato – significa portare il popolo sull’orlo del precipizio”.

Il presidente dei vescovi elenca tutti i grandi problemi del Venezuela

“Il tasso altissimo di povertà, l’aumento delle persone malate che non possono essere curate da istituzioni sanitarie collassate, maggiore minaccia e repressione, una violenza incontrollabile con oltre 20.000 persone assassinate durante il 2018, l’iperinflazione e la distruzione del settore produttivo, la corruzione aperta e brutale, la più grande emigrazione della storia venezuelana, centinaia di detenuti politici, civili e militari che reclamano giustizia, le violazioni dei diritti umani che hanno avuto il suo apice nell’assassinio del giovane indigeno Pemon Charly Peñaloza di 21 anni e la repressione delle comunità indigene e dei leader comunitari”. “Cambiare completamente queste politiche “, ha ribadito, “è un proposito ineludibile, urgente. È la sfida per l’anno che inizia”. (Agenzia Sir)

 

 

Exhortación del Episcopado Venezolano: “lo que hicieron a uno de estos hermanos míos más pequeños, a mí me lo hicieron” (Mt 25,40)

 

  1. Los Arzobispos y Obispos de Venezuela, con ocasión de la 111ª Asamblea Ordinaria, conscientes de nuestra responsabilidad espiritual y moral como ciudadanos y pastores, nos dirigimos al pueblo de Venezuela, al que pertenecemos y del cual somos servidores. Recibimos el año 2019, con la confianza puesta en Dios, como una buena oportunidad para el cambio que el país pide a gritos: la recuperación del Estado de Derecho según la Constitución y la reconstrucción de la sociedad venezolana, en dignidad, libertad y justicia para todos.  Queremos alentar la verdadera esperanza del pueblo, sustentada en el misterio de la Navidad que celebra que el Hijo de Dios se hace humano y pobre para hacernos más humanos y solidarios.
  2.  Como pastores, tenemos la obligación de preguntarnos por el sentido ético de la gravísima situación que estamos viviendo. Nuestras apreciaciones nacen de una valoración moral sobre la dignidad humana violentada, el bien común irrespetado y la verdad manipulada. San Oscar Arnulfo Romero, profeta y mártir de América, dijo: “si hay un conflicto entre el gobierno y la Iglesia, no es porque la Iglesia sea opositora sino porque el conflicto ya está establecido entre el gobierno y el pueblo, y la Iglesia defiende al pueblo” (Homilía del 21-10-1979). Todo poder humano es transitorio y se legitima si en su ejercicio produce un bienestar colectivo con especial atención a los pobres y excluidos, logrando así una sana convivencia en la pluralidad y la diferencia. El pueblo venezolano vive una situación dramática y de extrema gravedad por el deterioro del respeto a sus derechos y de su calidad de vida, sumido en una creciente pobreza y sin tener a quien acudir. Es un pecado que clama al cielo querer mantener a toda costa el poder y pretender prolongar el fracaso e ineficiencia de estas últimas décadas: ¡es moralmente inaceptable! Dios no quiere que por el sometimiento a injusticias sufra el pueblo. Urge, por tanto, asumir el clamor popular de un cambio, de una concertación para una transición esperada y buscada por la inmensa mayoría.
  3. Como señalamos en nuestra Exhortación del 11 de julio de 2018, “reiteramos que la convocatoria del 20 de mayo (para elegir el Presidente de la República) fue ilegítima, como lo es la Asamblea Nacional Constituyente impuesta por el poder ejecutivo. Vivimos un régimen de facto, sin respeto a las garantías previstas en la Constitución y en los más altos principios de dignidad del pueblo” (No temas, yo estoy contigo, n. 6). Por tanto, la pretensión de iniciar un nuevo período presidencial el 10 de enero de 2019 es ilegítima por su origen, y abre una puerta al desconocimiento del Gobierno porque carece de sustento democrático en la justicia y en el derecho.4.- En esta crisis política, social y económica, la Asamblea Nacional, electa con el voto libre y democrático de los venezolanos, actualmente es el único órgano del poder público con legitimidad para ejercer soberanamente sus competencias. En efecto hace tres años (1-12-2016) el Secretario de Estado del Vaticano, Cardenal Pietro Parolin, pidió que se restituyera cuanto antes a la Asamblea Nacional el rol previsto en la Constitución. El voto de confianza que el pueblo venezolano le ha conferido debe ser retribuido con el cumplimiento de los deberes de los diputados, diseñando y redactando las leyes que necesita el país para el restablecimiento de la democracia y la vuelta a la decencia y honestidad en la administración de los fondos públicos. El Papa Francisco en el Mensaje para la Jornada Mundial de la Paz de este año nos interpela: “la función y la responsabilidad política constituyen un desafío permanente para todos los que reciben el mandato de servir a su país, de proteger a cuantos viven en él y de trabajar a fin de crear las condiciones para un futuro digno y justo. La política, si se lleva a cabo en el respeto fundamental de la vida, la libertad y la dignidad de las personas, puede convertirse verdaderamente en una forma eminente de la caridad” (1-1-2019).
  4. Los venezolanos no podemos ser simples espectadores de lo que sucede en el país, pues somos ciudadanos y, como tales, actores de primer orden. La defensa de la libertad ha costado mucha sangre y muchos sufrimientos, para ver de lejos lo que la mayoría rechaza: políticas de hambre, persecución política, represión militar y policial, presos políticos, torturas, corrupción, ineficiencia e ineficacia en la gestión pública. Como ciudadanos y como instituciones nos toca asumir las responsabilidades que nos competen para mejorar la actual situación y recuperar el país con sus valores y potencialidades. Esto exige la articulación de todos los sectores sociales, promoviendo la creatividad y proactividad de muchas personas en la búsqueda de soluciones.
  5. Como dijo el Papa Francisco, es necesario buscar juntos caminos de “concordia” y entendimiento, de unión del pueblo venezolano, de respuestas a los múltiples problemas y de defensa de los derechos humanos que nos permitan superar la crisis y atender a los más pobres. ¿A quién bendice nuestro Dios en la actual situación dramática de Venezuela? La respuesta que nos da Jesús es clara, profunda y desafiante: “Vengan benditos de mi Padre… porque tuve hambre y me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber; era emigrante y me recibieron; estaba desnudo, y me vistieron; enfermo, y me visitaron; en la cárcel y me vinieron a ver” (Mt 25,34-36). Es una pregunta acuciante para todas las personas de buena voluntad, cuya respuesta debe llevarnos a una acción eficaz.
  6.  Somos conscientes que cuanto se haga por los más pequeños es a Cristo a quien se le hace, y por ello como Iglesia nos comprometemos en las diócesis y en las parroquias, en primer lugar, a seguir ayudando a la supervivencia, tanto de los más débiles y desprotegidos dentro del país como a los que han emigrado buscando trabajo y mejores condiciones de vida, así como refugio y asilo. En segundo lugar, a continuar trabajando en la defensa y promoción de los derechos humanos, en particular de los que carecen de todo, de los amenazados de muerte, de los perseguidos y privados de libertad. En tercer lugar, con mayor ahínco, nos proponemos seguir desarrollando programas de formación y organización que permitan la recuperación de la institucionalidad democrática y la reconstrucción del país de una forma pacífica. Todo esto enmarcado en el proceso de evangelización que promueve los valores de verdad, autenticidad, justicia, solidaridad, paz, reconciliación y fraternidad.
  7. Tenemos muchas razones para agradecer a personas e instituciones. Al Santo Padre Francisco por su constante cercanía y preocupación por nuestra patria. El 7 de enero de 2019, el Discurso a los miembros del Cuerpo Diplomático acreditado ante la Santa Sede, expresó: “Deseo para la amada Venezuela que se encuentren vías institucionales y pacíficas para solucionar la crisis política, social y económica, vías que consientan asistir sobre todo a los que han sido afectados por las tensiones de estos años y ofrecer a todo el pueblo venezolano un horizonte de esperanza y de paz”. Igualmente, agradecemos a las Iglesias y Gobiernos de diversos países su solidaridad y su atención a los compatriotas que, producto de la crisis, han tenido que dejar el país en búsqueda de mejores condiciones de vida. Apreciamos el trabajo pastoral y de solidaridad que desarrollan día a día los sacerdotes, diáconos, religiosas y laicos, así como las muchas iniciativas que en este campo se están llevando adelante desde Cáritas a nivel nacional, diocesano y parroquial, desde la comisión de Justicia y Paz y las vicarías de Derechos Humanos, de otras organizaciones y asociaciones. Invitamos a articular iniciativas y proyectos en favor del pueblo a los hermanos de otras iglesias y de otras religiones, a las instituciones públicas y privadas, a los empresarios, profesionales, trabajadores y obreros, para trabajar por la paz y por un mejor país.
  8.  Como creyentes cultivemos la oración personal y comunitaria. Con María, proclamemos que la misericordia de Dios llega a sus fieles de generación en generación, “porque el Señor hace proezas con su brazo, dispersa a los soberbios de corazón y derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes” (Lc 1,51-52). Aprendamos de María, nuestra Madre, que Tú, Señor Jesús, eres el alfa y la omega, el principio y fin de nuestra existencia, nuestro pan para el largo camino, nuestra alegría completa, nuestra paz duradera. Amén.

Con nuestra bendición,

 

Los Arzobispos y Obispos de Venezuela

CENTÉSIMO UNDÉCIMA

ASAMBLEA PLENARIA ORDINARIA

DEL EPISCOPADO VENEZOLANO

Caracas, 9 de enero de 2019

Comunicato della Diocesi di Tijuana, Messico. Bisogna guardare con benevolenza i migranti. 09-11-2018

“Dobbiamo aiutare il popolo a guardare con benevolenza tutti coloro che attraversano il nostro territorio. Non bisogna alimentare xenofobia e disprezzo per il migrante; anche se molti mostrano il loro affetto, rispetto e sostegno per i migranti, c’è una minoranza che si oppone a loro. Spero che il popolo messicano continui ad essere un popolo che dà la mano a tutti i migranti, perché il Messico è anche un popolo migrante: gran parte della nostra popolazione ha dovuto emigrare negli Stati Uniti. Dobbiamo sempre avere questa verità sotto i nostri occhi. Nessuno può negare ad un altro il diritto di muoversi, cercando condizioni di vita migliori. Siamo tutti migranti ed è per questo che dobbiamo anche guardare con occhi buoni e sostenere coloro che sono nel bisogno ora”: lo dichiara, in una nota pervenuta all’Agenzia Fides, Mons. Rogelio Cabrera, Arcivescovo di Monterrey e nuovo presidente della Conferenza Episcopale Messicana (CEM), a pochi giorni dalla chiusura dell’Assemblea Plenaria dei Vescovi del Messico, in cui si è trattato anche il tema dei migranti che continuano ad attraversare il paese.
Nella città di Tijuana sono arrivati migliaia di migranti e le autorità non riescono a gestire il flusso di persone. Non ci sono fisicamente posti dove accoglierli. Anche ieri c’è stata un’altra manifestazione a Tijuana dei residenti che urlavano slogan: “Sono invasori, sono armati: via dal paese!”.
A Tijuana la gente ormai dorme per strada, mente si fa fatica a stimare il numero dei migranti arrivati. Si prevede che altre 4 mila persone arriveranno questa settimana da Mexicali, cittadina vicina. Il sindaco di Tijuana ha richiesto l’aiuto federale per contenere la situazione. “Non siamo anti-migranti, ma chiediamo di rispettare la legge e l’ordine” ha detto. (CE) (Agenzia Fides, 20/11/2018)

 

Visualizza Documento in lingua originale