La Iglesia en el mundo

Mensaje de los Obispos: «Con paso firme, hagamos grande nuestro Perú»

Los Obispos del Perú emitieron un mensaje a todo el Pueblo de Dios, este miércoles 25 de agosto, a 24 horas del pedido del voto de confianza del primer gabinete del presidente Pedro Castillo, encabezado por Guido Bellido, ante el Congreso de la República. Bajo el título «Con paso firme, hagamos grande nuestro Perú”, los Obispos comparten “los sufrimientos y las grandes incertidumbres que vive actualmente nuestro amado País».

“En la búsqueda del bien común y la democracia, no ayuda utilizar el mecanismo político de exasperar, exacerbar y polarizar, sino por el contrario utilizar los previstos en nuestra Constitución y el sistema legal vigente, para lograr los fines antes mencionados. Orientemos la democracia hacia la libertad, evitando todo autoritarismo. Hacia la igualdad, combatiendo toda forma de discriminación y pobreza”, se lee en el Mensaje.

A continuación, el Mensaje de los Obispos del Perú:

https://iglesia.org.pe/2021/08/25/mensaje-de-los-obispos-con-paso-firme-hagamos-grande-nuestro-peru/

 

 

Monseñor Schneider: Oponerse con Fuerza al Caos Moral y a la Cultura de la Muerte

¡Alabado sea Jesucristo! Estimados señores,

Al caos moral que parece imponerse hoy en el mundo, a las derivaciones transhumanistas que se van haciendo cada vez más explícitas, a la cultura de la muerte que domina la legislación de los Estados contemporáneos, es necesario oponerse con fuerza, resueltamente, con la entereza de la verdad y la intransigencia de la voluntad en el bien.

Esta es la necesidad de un nuevo movimiento provida, sin compromisos, sin complejos de inferioridad ante el mundo, nunca subordinado a las ideologías de la modernidad. Un movimiento provida que afirme con valentía y firmeza la absoluta ilegalidad de cualquier ataque a la vida humana inocente desde la concepción hasta la muerte natural.

Este nuevo movimiento provida no puede permanecer en silencio ante esa monstruosa y global estructura de pecado que clama venganza ante Dios: el uso habitual por parte de las industrias farmacéutica, cosmética y alimentaria de células humanas procedentes de embriones y fetos abortados.

La explotación de embriones y fetos humanos como reserva de material biológico es una abominación a la que todo hombre razonable de buena voluntad debería oponerse, denunciando su naturaleza perversa y diabólica.

Agradezco de corazón a Ustedes, estimados señores Mirco Agerde, Gianfranco Amato, Antonio Brandi, Giorgio Celsi, Francesco Fontana, Giovanni Formicola y Massimo Viglione por la Carta Abierta que me han dirigido. Agradezco las realidades asociativas de las que ustedes son guía: il Movimento Mariano Regina dell’Amore, l’Associazione Giuristi per la Vita, l’Associazione Pro Vita & Famiglia, l’Associazione Ora et labora in difesa della vita, l’Associazione Iustitia in Veritate, la Comunità Opzione Benedetto, la Confederazione dei Triarii. Les agradezco el compromiso para constituir ese nuevo movimiento provida en Italia que tanto se necesita. También agradezco a los suscriptores de la Carta, médicos, juristas, hombres de cultura y de ciencia.

Espero que esta noble y valiente iniciativa de Ustedes en Italia pueda inspirar iniciativas similares en otros países.

Invoco la bendición divina para todos los que apoyan esta iniciativa.

 

Si desea firmar la petición, puede hacerlo en este enlace:

https://www.provitaefamiglia.it/petizione/stop-alluso-di-linee-cellulari-di-feti-abortiti-per-produrre-vaccini-firma-anche-tu 5.300

Carta Abierta al Obispo Schneider Sobre las Vacunas y la Medicina ética.

Excelencia Reverendísima,

Muchas personas en todo el mundo han leído la intervención de V.E. el 19 de febrero de 2021 – Desenmascarando a COVID-19: Vacunas, Mandatos y Salud Global – con gran consuelo, reconociendo en ella una rara y preciosa voz de la verdad.

También en Italia las asociaciones y grupos comprometidos con el derecho a la vida no han permanecido indiferentes. Muchos han encontrado en el llamado de V.E. a un “nuevo movimiento por la vida” -que combata “en forma clara e inequívoca contra los medicamentos contaminados por el aborto, contra el abuso de partes del cuerpo del niño no nacido”- un poderoso estímulo para repensar la acción, ciertamente sin abandonar la meritoria batalla llevada a cabo hasta ahora durante décadas, sino llevándola a una plenitud coherente en la nueva perspectiva de una crítica integral de la legitimidad ética y legal del uso de células embrionarias y fetales en la experimentación y en la industria farmacéutica, cosmética (y afines).

Esto pretende ser precisamente una respuesta de adhesión a su llamamiento del 19 de febrero.

La defensa de la vida humana inocente desde la concepción hasta la muerte natural no puede admitir compromisos ni excepciones. ¡O es intransigente e integral, o no lo es! ¡O es lúcida y rigurosamente coherente, o no lo es!

Reconocer que el ser humano es persona desde su concepción y que nunca deja de serlo, sea cual sea el estado clínico físico y psíquico en el que se encuentre hasta su muerte natural, implica necesariamente tener que reconocer como homicidio cualquier supresión de la vida humana, sin distinción de la edad o condición, prenatal o postnatal, de la víctima.

La supresión de la vida humana inocente no sólo es siempre gravemente ilícita, desde el punto de vista moral, sino que debe ser siempre jurídicamente reprobable. La condena penal del homicidio, sea cual sea la edad prenatal o postnatal de la víctima, es exigida por la justicia, necesaria para todo ordenamiento jurídico.

Ningún ordenamiento jurídico positivo puede pretender ser reconocido como legítimo si contempla la posibilidad de suprimir legalmente a una persona humana inocente. Asimismo, ningún ordenamiento jurídico positivo puede presumir de legitimidad si prevee la posibilidad legal de cosificar e instrumentalizar la vida humana inocente con fines de investigación y/o producción (farmacéutica, cosmética, alimentaria).

Una sociedad que no sólo tolera, sino que incluso llega a considerar normal el uso sistemático y habitual de células derivadas del asesinato de seres humanos inocentes en edad prenatal para los más variados fines, ha perdido la razón y la justicia, así como la capacidad de juicio ético.

Quienes defienden el derecho a la vida, para no caer en una contradicción fatal, no pueden dejar de ser inequívocos al afirmar la absoluta ilicitud moral y jurídica de cualquier forma de aborto voluntario (quirúrgico o químico-farmacológico), así como de cualquier producción y criopreservación de embriones humanos, manipulación y explotación de embriones humanos, infanticidio, eutanasia y suicidio asistido. ¡Pero esto no es suficiente todavía!

Corresponde a los defensores de la vida humana, para no condenarse a la incoherencia y/o a la irrelevancia, tomar nota del hecho de que la producción, la cosificación y la manipulación de los embriones humanos, así como la explotación de las células fetales obtenidas de personas humanas en edad prenatal, forman hoy en día parte de un enorme y global sistema económico, técnico e industrial.

Condenar el aborto, pero sin condenar esa enorme estructura tecno-productiva de la utilización cosificadora/instrumentalizadora de la vida humana en la edad prenatal, si no es hipocresía, es ciertamente miopía intelectual y operativa.

La batalla en defensa de la vida humana hoy sólo puede ser TAMBIÉN un compromiso contra aquellas prácticas y estructuras que degradan la vida inocente a reserva de material biológico, utilizable en el campo de la experimentación y de la producción.

È un compito da condurre sotto tutti i versanti e nel modo più efficace, non ultimo il richiamare ogni uomo alla sollecitudine

Es ante todo una batalla cultural. Se trata de rechazar de la manera más clara posible esa cultura del deseo que considera al ser humano en el período prenatal como disponible para cualquier fin, incluso para convertirse en material de consumo.

Es una tarea que hay que llevar a cabo de todas las maneras y de la forma más eficaz, sobre todo llamando a cada persona al compromiso de:

rechazar CUALQUIER producto (farmacéutico, cosmético, alimentario) que tenga la más mínima relación con la supresión de vidas humanas inocentes;

boicotear (por ejemplo, negándose a ser clientes, accionistas, tenedores de bonos, etc.) a TODAS aquellas empresas que utilicen células embrionarias y/o fetales en sus actividades de producción o experimentación.

Se trata entonces de actuar a nivel jurisprudencial y legislativo, para que cualquier uso de células embrionarias y fetales humanas derivadas de la supresión de la vida humana inocente sea legalmente reprendido y sancionado penalmente, e igualmente se prohíba legalmente cualquier comercio de células y/o tejidos humanos.

Esto NO en contra de la medicina y los productos farmacéuticos, sino a favor de una producción éticamente llevada a cabo de medicamentos y cosméticos. Ninguna vacuna, ningún medicamento, ningún cosmético, ningún alimento debe producirse o probarse utilizando células embrionarias y/o fetales humanas, obtenidas del asesinato de un inocente. Todo uso y todo comercio de células y tejidos embrionarios/fetales humanos, derivados de la supresión de una vida inocente, es moralmente inaceptable y debe ser legalmente excluido.

Este es el compromiso integral y coherente para las asociaciones y grupos que tienen como objetivo la defensa de la vida humana.

Por ello, nos comprometemos a dar continuidad ideal y una implementación generosa al llamamiento lanzado por V.E. el 19 de febrero de 2021.

Le pedimos su bendición;

 

Mirco Agerde – Movimento Mariano Regina dell’Amore

Gianfranco Amato – Giuristi per la Vita

Antonio Brandi – Associazione Pro Vita & Famiglia

Giorgio Celsi – Associazione Ora et labora in difesa della Vita

Francesco Fontana – Associazione Iustitia in Veritate

Giovanni Formicola – Opzione Benedetto

Massimo Viglione – Confederazione dei Triarii

Francesco Agnetti (giurista)

Francesco Mario Agnoli (magistrato, Presidente aggiunto della Suprema Corte di Cassazione, già membro del Consiglio Superiore della Magistratura)

Milton Amabile (farmacista)

Francesco Avanzini (medico)

Dottoressa Patrizia Azzali (medico)

Pier Luigi Bianchi Cagliesi (giornalista)

Antonio Bianco (coordinatore della Triarii Web Tv)

Eleonora Bonfanti (studentessa, Presidente di Nova Civilitas Giovani)

Luca Campanotto (giurista)

Fabio Candalino (giurista)

Maria Capozza (giurista, presidente Associazione Giovanna d’Arco ONLUS)

Marco Casadei (medico)

Anna Egidia Catenaro (giurista, presidente Associazione Avvocatura in Missione)

Ugo Cepparulo (giurista)

Palmiro Clerici (medico veterinario)

Cecilia Collini (giurista)

Dottoressa Marina Corsi (farmacista)

Dottoressa Cristina Costa (docente)

Dottoressa Silvana De Mari (medico)

Matteo De Martino (medico)

Donato Carmelo Dellino (medico, responsabile dell’Associazione Medicina e Persona Puglia)

Alfredo de Matteo (membro del Comitato per la Marcia per la Vita)

Luca Di Fazio (giurista)

Stefano Fontana (presidente Associazione LiFE-libertà famiglia educazione)

Enzo Fortunato (presidente Associazione Europa Benedettina)

Paolo Gabelli

Luca Ghirardi (giurista)

Cristiano Gobbi (giurista e canonista, Presidente Circolo culturale G. Mattiussi S.J.)

Roberto Grieco (medico)

Emilio Guidi

Paolo Gulisano (medico)

Dottoressa Maria Eleonora Iannucci (farmacista)

Vladimir Kosic (già Assessore alla Sanità della Regione Autonoma Friuli Venezia Giulia)

essa Rosanna Lallone (consulente Welfare del Centro servizi al volontariato di Bari)

Alessandro Laudani (medico)

Stefano Martinolli (medico)

Dottoressa Wanda Massa

Massimiliano Mirto (docente di filosofia)

Carmine Napolitano (medico)

Simone Ortolani (giornalista, Presidente Associazione culturale San Michele Arcangelo)

Dottoressa Valentina Plano (farmacista)

Domenica Riello (giurista)

Manuela Romano (giurista)

Mauro Roseano (medico)

Dottoressa Arianna Scala (farmacista)

Bruno Sconocchia (giurista, presidente Associazione Sunodia)

Clara Suardi (ostetrica)

Paolo Tanga (già Direttore Principale di Banca d’Italia)

Luciano Tenze (medico)

Enrico Tolentinati (medico)

Chiara Torti (ostetrica)

Marco Tosatti (giornalista)

Daniele Trabucco (docente di diritto costituzionale)

Giovanni Turco (docente di filosofia del diritto)

Dottoressa Chiara Margherita Ulisse (infermiera)

Piero Uroda (farmacista, Presidente dell’Unione Farmacisti Cattolici Italiani)

Aldo Maria Valli (giornalista)

Dottoressa Maria Prassede Venturini (medico)

Fabrizio Verduchi (Presidente di Italia Cristiana)

Cardenal Burke: el virus ha sido utilizado por ciertas fuerzas “para promover su perversa agenda”

|

 

“Estas fuerzas nos dicen que ahora somos sujetos del llamado ‘Gran Reinicio’, la ‘nueva normalidad’, que nos es dictada por su manipulación de los ciudadanos y las naciones a través de la ignorancia y el miedo”.

 

Secretum Meum Mihi ha traducido un artículo de AlphaNews firmado por Anthony Gockowski en el que recoge las palabras del cardenal estadounidense Raymond Leo Burke durante la homilía que dio el pasado sábado, con motivo de la fiesta de la Virgen de Guadalupe

En un momento cuando “necesitamos estar cerca unos de otros en el amor cristiano, las fuerzas mundanas nos aislarían y nos harían creer que estamos solos y que dependemos de las fuerzas seculares, lo que nos convertiría en esclavos de su agenda impía y asesina”, dijo Burke dijo durante la homilía del sábado pronunciada en el lugar de peregrinación de La Crosse, Wisconsin.

“Venimos a Nuestra Señora de Guadalupe el día en el día de su fiesta con el corazón angustiado y apesadumbrado. Nuestra nación atraviesa una crisis que amenaza su futuro como libre y democrática. La propagación mundial del materialismo Marxista, que ya ha traído destrucción y muerte a la vida de tantos, y que ha amenazado los cimientos de nuestra nación durante décadas, ahora parece apoderarse del poder gobernante sobre nuestra nación”, comenzó Burke.

“Para lograr ganancias económicas, nosotros como nación nos hemos permitido volvernos dependientes del Partido Comunista Chino, una ideología totalmente opuesta a los cimientos cristianos sobre los cuales las familias y nuestra nación permanecen seguros y prósperos”, afirmó el purpurado. Aunque habló específicamente de Estados Unidos, dijo que “evidentemente, muchas otras naciones están atravesando una crisis similar, más alarmante”, dijo.

“Luego está el misterioso virus de Wuhan sobre cuya naturaleza y prevención los medios de comunicación nos dan a diario información contradictoria. Lo que está claro, sin embargo, es que ha sido utilizado por ciertas fuerzas, enemigas de las familias y de la libertad de las naciones, para promover su perversa agenda. Estas fuerzas nos dicen que ahora somos sujetos del llamado ‘Gran Reinicio’, la ‘nueva normalidad’, que nos es dictada por su manipulación de los ciudadanos y las naciones a través de la ignorancia y el miedo”, señaló el cardenal.

Dadas estas condiciones “penosas”, ahora se les pide a los estadounidenses que encuentren “la manera de comprender y dirigir” sus vidas en una “enfermedad y su prevención”, en lugar de “en Dios y en su plan para nuestra salvación”.

“La respuesta de muchos obispos y sacerdotes, y de muchos fieles, ha manifestado una lamentable falta de una sólida catequesis. Muchos en la Iglesia parecen no entender cómo Cristo continúa su obra salvadora en tiempos de plagas y otros desastres”, dijo el purpurado de 72 años.

“Lo que es más, nuestra santa madre Iglesia, la novia sin mancha de Cristo, en la que Cristo está siempre obrando por nuestra redención eterna, está acosada por informes de corrupción moral, especialmente en asuntos del sexto y séptimo mandamientos, que parecen aumentar diariamente. En nuestra propia nación, los informes sobre Theodore McCarrick han tentado con razón a muchos católicos devotos a cuestionar a los pastores, quienes, de acuerdo con el plan de Cristo para la Iglesia, deben ser sus guías seguros al enseñar las verdades de la fe, guiándolos en la apropiada adoración a Dios y en la oración a él, y guiándolos por medio de la perenne disciplina de la Iglesia”, explicó Burke.

En cambio, los fieles con demasiada frecuencia “no reciben nada en respuesta, o una respuesta que no se basa en las verdades inmutables con respecto a la fe y la moral”.

“Reciben respuestas que parecen provenir no de pastores sino de administradores seculares. La confusión sobre lo que verdaderamente nos enseña y exige la Iglesia de acuerdo con su enseñanza genera divisiones cada vez mayores dentro del cuerpo de Cristo. Todo esto paraliza a la Iglesia en su misión de testimoniar la verdad y el amor divinos en un momento en que el mundo nunca ha necesitado más que la Iglesia sea un faro”, manifestó el cardenal americano.

“Al encontrarse con el mundo, la Iglesia falsamente quiere acomodarse al mundo en lugar de llamar al mundo a la conversión en obediencia a la ley divina escrita en cada corazón humano y revelada en su plenitud en la encarnación redentora de Dios Hijo”, añadió.

El cardenal dijo que estos problemas “presentan un desafío formidable” para la vida cristiana y han producido “el más doloroso sufrimiento”.

“Sí, es comprensible que nuestro corazón esté apesadumbrado, pero Cristo, por intercesión de su Virgen Madre, eleva nuestro corazón al suyo, renovando nuestra confianza en Él, quien nos ha prometido la salvación eterna en la Iglesia. Él nunca será infiel a sus promesas. Nunca nos abandonará”, dijo. “No nos dejemos engañar por las fuerzas del mundo ni por falsos profetas. No abandonemos a Cristo y no busquemos nuestra salvación en lugares donde nunca se podrá encontrar”, concluyó Burke.

Artículo aparecido en AlphaNews y traducido por Secretum Meum Mihi. Adaptaciones de InfoVaticana.

Reig Pla: “España necesita políticos católicos”

“España necesita políticos católicos”. Así lo ha afirmado el obispo de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Pla, durante la presentación de la 22 edición del Congreso Católicos y Vida Pública, que este año lleva por título: ‘¡El momento de defender la vida!’.

El encuentro digital, celebrado esta mañana, ha contado con la participación del secretario general de la Conferencia Episcopal Española, Luis Argüello, quien ha apelado a “defender la vida humana, pero, sobre todo, a proponerla; en una sociedad marcada por el mecanicismo y basada en el azar y la necesidad”.

En la presentación de este Congreso que organiza anualmente la Asociación Católica de Propagandistas y la Fundación Universitaria San Pablo CEU, el obispo de Alcalá de Henares ha señalado que “sin el respeto a la vida humana, la sociedad decae y deja de ser una sociedad de derecho”. En este sentido, Reig Pla ha apuntado que estamos en una sociedad nihilista que ni siquiera quiere preguntarse por la verdad: “una sociedad como la nuestra está muy lejos de hacer justicia a la vida de la persona humana; si quiere ser justa, tiene que custodiar y privilegiar la vida humana”. En esta línea, Argüello ha asegurado que “el grito ‘pienso luego existo’ puede ser sustituido por ‘soy llamado, por eso vivo’”.

Durante este encuentro, moderado por el periodista de COPE José Luis Restán, también ha participado el obispo de Getafe, Ginés García Beltrán, quien ha subrayado la actual “situación insolidaria con los más frágiles”, en la que “el abandono y la soledad se han convertido en la enfermedad de nuestro tiempo, generando relaciones poco fraternas e insensibilidad”. En este sentido, García Beltrán ha señalado la crisis cultural de la visión judeocristiana del hombre, en la que “si no estoy bien y sufro, es mejor morir; cuando el resto de personas se convierten en un límite e incluso en una amenaza, su vida deja de tener valor”.

En su discurso, García Beltrán ha asegurado encontrarnos en un “debate ideológico” y ha señalado tres factores que limitan el derecho a la vida: el uso del concepto ‘calidad de vida’ y ‘muerte digna’, una comprensión errónea de la compasión y el individualismo.

“Nos encontramos ante una antropología utilitarista que responde a una situación económica, a la cultura del bienestar, la belleza, el deleite de la vida física, y deja de lado el aspecto espiritual y moral. Estamos ante una cultura de lo efímero, del usar y tirar. Por tanto, la vida que no llega a un nivel aceptable no merece ser vivida”.

Este año, el Congreso se celebrará de forma online los días 13, 14 y 15 de noviembre y podrá seguirse a través de su web. A lo largo de los tres días se celebrarán varias conferencias plenarias, en las que se abordarán aspectos como las políticas europeas sobre vida y familia; el panorama y las previsiones demográficas actuales en España; la defensa del derecho a la vida; y la protección de la vida humana. Asimismo, se celebrarán ocho talleres simultáneos en los que se analizará el abismo demográfico español; la maternidad y su promoción; la familia y las políticas familiares; la eutanasia y los cuidados paliativos; la defensa de la vida en los medios de comunicación; el amparo de los más débiles en la Iglesia; y la defensa de la vida y los jóvenes.

infovaticana.com

 

Conferencia Episcopal Ecuatoriana. Declaración ante la Aprobación del Código Orgánico de Salud.

            CONFERENCIA EPISCOPAL ECUATORIANA

Declaración ante la Aprobación

del Código Orgánico de Salud

Agosto 26, 2020

En una Declaración emitida ante la aprobación del Código Orgánico de Salud, los Obispos Ecuatorianos hacen un firme llamado a quienes tienen responsabilidades institucionales, pidiéndoles que sitúen los derechos humanos en el centro de todas las políticas, incluidas las de cooperación para el desarrollo humano integral, aun cuando eso signifique “ir contra corriente”.

 

LEER EL DOCUMENTO

La hermana Dede Byrne sorprendió ayer en la convención del Partido Republicano con un discurso en defensa de la vida

La hermana Dede Byrne, de la comunidad de las Pequeñas Trabajadoras de los Sagrados Corazones de Jesús y María, sorprendió ayer en la convención del Partido Republicano con un discurso en defensa de la vida y en el que mostró el santo rosario.

La convención republicana, que tiene como fin oficializar la candidatura de Donald Trump en las próximas elecciones de noviembre, ha tenido lugar tan sólo unos días después de la del Partido Demócrata, en la que se oficializó la candidatura de Joe Biden, contando el evento con un momento de oración dirigido por el jesuita James Martin.

El discurso, que os ofrecemos completo en español, ha sido publicado en las redes sociales por el propio presidente de los Estados Unidos y ya cuenta con más de 1 millón de visualizaciones.

 

Texto completo del discurso:

Buenas noches. Soy la Hermana Dede Byrne, y pertenezco a la Comunidad de las Pequeñas Trabajadoras de los Sagrados Corazones de Jesús y María.

El pasado 4 de julio, tuve el honor de ser uno de los invitados del presidente en su celebración ‘Salute to America’. Debo confesar que recientemente oré mientras estaba en la capilla, rogando a Dios que me permitiera ser una voz, un instrumento para la vida humana. Y ahora estoy aquí, hablando en la Convención Nacional Republicana.

Supongo que será mejor que tengas cuidado con lo que rezas. Mi viaje a la vida religiosa no fue una ruta tradicional, si es que existe. En 1978, como estudiante de medicina en la Universidad de Georgetown, me uní al Ejército para ayudar a pagar la matrícula y terminé dedicándome 29 años al ejército, trabajando como médico y cirujano en lugares como Afganistán y la península del Sinaí en Egipto.

Después de mucha oración y contemplación, ingresé en mi orden religiosa en 2002, trabajando para servir a los pobres y enfermos en Haití, Sudán, Kenia, Irak y en Washington, DC La humildad es la base de nuestra orden, lo que hace que sea muy difícil hablar de mi. Pero puedo hablar sobre mi experiencia trabajando para aquellos que huyen de países empobrecidos y devastados por la guerra en todo el mundo. Todos esos refugiados comparten una experiencia común. Todos han sido marginados, considerados insignificantes, impotentes y sin voz. Y aunque tendemos a pensar que los marginados viven más allá de nuestras fronteras, la verdad es que el grupo marginado más grande del mundo se puede encontrar aquí en los Estados Unidos.

Son los no nacidos. Como cristianos, conocimos a Jesús por primera vez como un conmovedor embrión en el útero de una madre soltera y lo vimos nacer nueve meses después en la pobreza de la cueva. No es una coincidencia que Jesús defendiera lo que era justo y finalmente fuera crucificado, porque lo que dijo no era políticamente correcto ni estaba de moda. Como seguidores de Cristo, estamos llamados a defender la vida en contra de lo políticamente correcto o de la moda de hoy. Debemos luchar contra una agenda legislativa que apoya e incluso celebra la destrucción de la vida en el útero.

Tenga en cuenta que las leyes que creamos definen cómo vemos nuestra humanidad. Debemos preguntarnos: ¿Qué estamos diciendo cuando entramos en un útero y apagamos una vida inocente, impotente y sin voz? Como médico, puedo decir sin dudarlo: la vida comienza en la concepción. Si bien lo que tengo que decir puede ser difícil de escuchar para algunos, lo digo porque no solo soy pro-vida, soy pro-vida eterna. Quiero que todos acabemos juntos en el cielo algún día. Lo que me lleva al por qué estoy aquí hoy.

Donald Trump es el presidente más pro-vida que ha tenido esta nación, defendiendo la vida en todas las etapas. Su creencia en la santidad de la vida trasciende la política. El presidente Trump se enfrentará a Biden-Harris, que es la candidatura presidencial más anti-vida de la historia, incluso apoyando los horrores del aborto tardío y el infanticidio. Gracias a su valentía y convicción, el presidente Trump se ha ganado el apoyo de la comunidad pro-vida de Estados Unidos. Además, tiene una posición religiosa a nivel nacional detrás de él. Nos encontrarás aquí con nuestra arma preferida, el rosario. Gracias, señor presidente, todos estamos orando por usted.

Texto publicado en CNA. Traducido por InfoVaticana.

YOUSSEF ABSI, PATRIARCA DE ANTIOQUÍA Y DE TODO EL ORIENTE. LLAMAMIENTO EN FAVOR DE BEIRUT 2020.

LEER AQUÍ EL DOCUMENTO EN INGLÉS

 

Rabweh, August 10, 2020
To the faithful and friends of the Melkite Greek Catholic Church

Greetings in our Lord Jesus Christ!

Dear all,

The fourth of August 2020 was a catastrophic day in Lebanon due to the criminal explosion that occurred in the port of Beirut, impacting and shocking the capital and the entire country, which we are all still trying to wake up from. The explosion left behind, as the whole world has seen and witnessed, hundreds of victims and more than five thousand wounded, many of whom are in critical condition. The deadly blast destroyed a large number of buildings (70,000 homes estimated so far), leaving thousands of people in the city with a shattered house or without a house at all. All of this came amidst an unprecedented and extreme political, economic and health crisis. On Saturday, the eighth of August, we visited our brother, Metropolitan George Baconi, and we inspected together the damage that affected our children and their properties, as well as the damage to churches and institutions. We saw with our own eyes the horror of the disaster and heard with our own ears people’s screams of pain.

Thanks to God Almighty, many individuals and institutions took the initiative to contact the Patriarchate or the Archdiocese of Beirut to express their solidarity and their desire to provide moral and material support. From the first day, the Patriarchate, eparchies and monastic orders placed all their institutions and monasteries at the service of those affected. But this is not enough. The people of Beirut are going through an extremely difficult period psychologically, physically and financially, and this requires us to offer them everything within our power. Thus, we appeal to all of you to take the initiative of extending a helping hand in order to show, during these difficult times, the unity and strength of our Church in the face of this calamity and to stand with the weak who were the victims of the tragic explosion.

We ask everyone who would like to contribute to contact the Chancellery of our Patriarch in Rabweh at this email:
Patriarcat@melkitepat.org or to call the following numbers: +96176658803; +96179194306.

We pray to the Lord Jesus that the victims may rest in His peace, and be welcomed into His kingdom. We ask that, by His mercy, He heals the wounded, calms hearts, and comforts all those who are sad with His everlasting joy. We also ask Him to reward everyone who gives of their time or their money a hundredfold in return.

With our prayers and love!

YOUSSEF

Melkite Greek Catholic Patriarch Of Antioch and All the East

 

Melkite – Greek Catholic
PATRIARCHATE
Of Antioch and all the East
Damascus: Phone: +963/11/5446529 – 5414531– 5441030 * Fax: 963/11/5418966 *P.O. Box 22249 Damascus (Syria)
Raboueh: Phone: +961/4/413111 – 417566–525655– 525301 * Fax: 961/4/418113 * P.O. Box 70071 Antelias (Lebanon)
Website: www.melkitepat.org – email: patriarcat@melkitepat.org

Presidencia de la CEV emitió comunicado ante las elecciones parlamentarias.

¿Vale la pena ir a votar a las elecciones venezolanas convocadas para diciembre por el régimen de Nicolás Maduro? Parte de la oposición venezolana pide no participar en ellas, porque creen que será un fraude electoral. Pero los obispos venezolanos han difundido una nota animando a la población a votar de forma masiva.

La Conferencia Episcopal Venezolana emitió un Comunicado este 11 de agosto en vista de las elecciones parlamentarias que tendrán lugar en el país el próximo mes de diciembre. Conscientes de las irregularidades que se han cometido hasta ahora en el proceso de convocatoria y preparación del evento electoral, los prelados exhortan al pueblo a participar de forma masiva en estas elecciones, con la esperanza de “vencer los intentos totalitarios y el ventajismo de parte del gobierno”.

En el comunicado se hace presente, por otra parte, que el episcopado ha “permanentemente” llamado la atención, en sus reflexiones y exhortaciones, sobre el sufrimiento del pueblo “golpeado por la profunda crisis económica, social, moral, institucional y política que vive el país”, el cual ha sido “olvidado” por quienes asumieron el rol de representarlo en el campo político. Una crisis que ha sido agravada por la emergencia del COVID-19, que se ha extendido en un país ya “marcado por un grave deterioro del sistema sanitario nacional y por el colapso de los servicios públicos”.

Elecciones convocadas marcadas por irregularidades

Tal como señalan los obispos, las elecciones convocadas para diciembre han sido marcadas por una serie de irregularidades, como “la designación de los directivos del Consejo Nacional Electoral, la confiscación de algunos partidos políticos, la inhabilitación de candidatos, amenazas, persecuciones y encarcelamiento de algunos dirigentes políticos, el cambio del número de diputados y de circunscripciones electorales”, y han llevado a un grupo importante de líderes y de partidos políticos a manifestar su voluntad de no participar en las mismas.

Recordar lo sucedido en diciembre de 2005

Los prelados, en su lugar, señalan que los mismos “deben asumir la responsabilidad de buscar salidas y generar propuestas para el pueblo que durante años han creído en ellos pues la sola abstención hará crecer la fractura político-social en el país y la desesperanza ante el futuro”.

“Esta decisión de abstenerse priva a los ciudadanos venezolanos del instrumento válido para defender sus derechos en la Asamblea Nacional”, les dicen. “No participar en las elecciones parlamentarias y el llamado a la abstención lleva a la inmovilización, al abandono de la acción política y a renunciar a mostrar las propias fuerzas”, afirman, y recuerdan lo sucedido en diciembre de 2005, cuando la abstención “no llevó a nada positivo”.

De hecho, en aquel entonces más de un 70 por ciento de los votantes inscritos se abstuvo, lo que llevó el control total de la asamblea a manos del oficialismo.

Es necesaria la participación masiva del pueblo

De ahí que los obispos venezolanos exhorten al voto masivo, porque, como mencionado más arriba, “a pesar de las irregularidades, la participación masiva del pueblo es necesaria y podrá vencer los intentos totalitarios y el ventajismo de parte del gobierno”.

El comunicado está firmado por el Presidente de la CEV, Monseñor José Luis Azuaje Ayala, el Primer y segundo Vice-Presidente, Monseñor Mario del Valle Moronta y Monseñor Raúl Biord Castillo, el Secretario General, Monseñor José Trinidad Fernández Angulo, y los Sres. Cardenales Baltazar Porras y Jorge Urosa Savino, ambos presidentes honorarios de la Conferencia Episcopal Venezolana.

https://www.religionenlibertad.com/

 

Declaración del instituto de filosofía práctica acerca de la pandemia ¿De coronavirus o de miedo?

“Tres son los azotes con los que castiga Dios: guerra, peste y hambre”,

San Bernardino de Siena

“¿Prefieres asentarte en el vicio, y ni la experiencia te persuade todavía a huir de la peste? Pues peste es la corrupción de la inteligencia mucho más que una infección”

Marco Aurelio

I.

Hasta ahora, de los grupos afines solo contamos con la Declaración de la Academia del Plata, aparecida este mes. Comenzaremos la nuestra con una breve glosa de la misma que señala una verdad elemental: nuestro país ya estaba mal antes del virus debido a un largo proceso de decadencia y alude a la “grieta” que más que económica, es cultural y religiosa, donde se enfrentan dos concepciones del hombre y del mundo.

La primera es “creacionista” y entiende que hombre y mundo son creaciones divinas y y que esa creación es finalista. La segunda “se agota en la inmanencia”. Como consecuencia, la primera considera que existe una naturaleza, regla y medida de nuestra conducta; la segunda, a la cual el bien y el mal le son ajenos, predica una libertad negativa “cuyo fundamento no está en el orden y mucho menos en la verdad, sino en la misma libertad”.

 

II.

El Decameron de Bocaccio comienza con palabras terribles motivadas por la Peste Negra que asoló a Europa a mediados del siglo XIV: “con tanto espanto había entrado esta tribulación en el pecho de los hombres y de las mujeres que un hermano abandonaba al otro y el tío al sobrino y la hermana al hermano, y muchas veces la mujer a su marido y o que mayor cosa es y casi increíble los padres y las madres a sus hijos, como si no fueran suyos”.

Para quienes respetamos a la historia y no tenemos el complejo de descubridor, las pestes no son algo nuevo. En Grecia las pestes, los terremotos, las inundaciones, se consideraban castigos divinos, sanciones terribles a la desmesura de los humanos, en especial de los gobernantes.  Así lo podemos observar en Hesíodo, el poeta de la vida campesina y en las tragedias tebanas de Sófocles; pues como escribió Werner Jaeger “en la poesía griega se encuentra como en germen la filosofía griega”.

Pero también este castigo por los pecados de los hombres aparece en el Antiguo Testamento, como se lee en el Levítico, donde Yahvé castiga las infidelidades de su pueblo y lo amenaza: “Si despreciáis mis preceptos y rechazáis mis normas… Yo enviaré la peste en medio de vosotros” (26, 25).

 

III.

Pero el corona virus actual tiene una característica muy especial: parece que no es natural, sino artificial, inventado en un laboratorio de una tiranía corrupta, la de China, que suma lo peor del capitalismo con lo peor del comunismo marxista, con la bendición del Vaticano y del obispo Sánchez Sorondo, para quien estamos ante un régimen que más allá de las apariencias concreta hoy la Doctrina Social de la Iglesia, aunque a costa de la desaparición de la Iglesia. Curiosa Doctrina Social de la Iglesia sin Iglesia, pues la verdadera, la clandestina, la que no es un apéndice del gobierno, traicionada por el Vaticano, está desapareciendo, pero hoy todo es posible

Es posible, aunque esté controvertida, la opinión de un profesor japonés de fisiología y medicina, el profesor Dr. Tasuku Honjo, que causó sensación en los medios al decir que el virus corona no es natural. Si fuera natural, no habrá afectado a todo el mundo así. Porque, dependiendo de la naturaleza, la temperatura es diferente en diferentes países; si fuera natural, solo habría afectado a países con la misma temperatura que China; en cambio, se extiende a un país como Suiza, de la misma manera que se extiende a zonas desérticas.  mientras que, si fuera natural, se habría extendido en lugares fríos, pero habría muerto en lugares cálidos.

Y agrega: he realizado 40 años de investigación sobre animales y virus.  No es natural. Está fabricado y el virus es completamente artificial.  He estado trabajando durante 4 años en el laboratorio de Wuhan en China.  Conozco bien a todo el personal de este laboratorio.  Los llamé a todos después del accidente de Corona.  pero, todos sus teléfonos han estado muertos por 3 meses.  Ahora se entiende que todos estos técnicos de laboratorio están muertos. Porque en China hoy se mata a mansalva y tiene el récord   de la pena de muerte en el mundo. Como no publica estadísticas es difícil precisar su número que sería alrededor de cinco mil, lo cual es una enormidad comparando con los Estados Unidos donde no llegan al centenar.

El científico japonés concluye: “basado en todo mi conocimiento e investigación hasta la fecha, puedo decir esto con 100% de confianza de que Corona no es natural.  No vino de los murciélagos.  China lo hizo.  Si lo que digo hoy resulta ser falso ahora o incluso después de mi muerte, el gobierno puede retirar mi Premio Nobel, pero China está mintiendo y esta verdad algún día se revelará a todos”.

Coincide con el nipón, el también Premio Nobel, Luc Montagnier, descubridor del virus de Sida, quien afirma que el Corona es artificial, una operación de ingeniería genética.

 

IV.

El virus es como un espejo ha dicho con razón el profesor Frank Snowden, pues muestra la realidad que tiene delante, “a todos nos desnuda, al tiempo que cuestiona cómo estamos viviendo”.

La peste llega a nuestra doliente Argentina, castigada “de antemano: déficit habitacional, infraestructura sanitaria insuficiente, falta de reservas y de crédito para el aumento del gasto que la pandemia exige. Este paisaje refleja la magnitud de la deuda que tienen los políticos con un pueblo que, una y otra vez, los vuelve a votar, luego de haber sido traicionado tantas veces”

“Pero, nuestra clase política odia el espejo. No quiere ver esa deuda que el pueblo le reclama… y se aferra a sus privilegios… Señalar que un senador cuesta diez veces más de lo que cuesta en España, según ilustra Roberto Cachanosky, es cuidar la política… Tampoco el presidente asume esa deuda… el presidente debe abandonar la política facciosa y el cálculo mezquino… Tal vez debe dejar de ser lo que era” (Héctor Guyot, “Como todos, el Presidente debe cambiar”, La Nación, 4/4/2020).

Sin embargo, el presidente no cambia y en lugar de consolidar a la multitud en “la unidad de la paz”, primer elemento del bien común político, profundiza la grieta, muestra al camionero Hugo Moyano como “ejemplar” mientras llama “miserables” a los empresarios a quienes insta a “ganar menos” (Pablo Sirvén “La endiablada semana de Alberto Fernández, La Nación,5/4/2020).

Si quisiera cambiar, los primero que tendría que hacer es despedir a su ministro de Salud, el infatigable abortista Ginés González García, quien mostrando su carencia de prudencia política  cuya parte más importante es el ver lejos, el anticiparse a los sucesos y poder operar sobre los mismos, hace unos meses pronosticó: “Hay una muy baja probabilidad de que llegue al país el coronavirus, es un virus circunscripto a China, que hizo cosas excepcionales, como tener en cuarentena a 50 millones de personas” (Jorge Rosales, “La goleada de Bolsonaro” en La Nación, 22/3/2020).

 

V.

El INFIP es laico, no depende de ninguna autoridad eclesiástica, pero la mayoría de quienes lo integramos somos católicos; por eso debemos preguntarnos ¿cómo reaccionó la Iglesia en tiempos anteriores castigados por pestes y cómo reacciona hoy?

El siglo VI fue azotado por la peste bubónica y una de sus víctimas fue el Papa Pelagio II; su sucesor, Gregorio Magno, hizo un firme llamado a la penitencia con un vibrante sermón: “Mirad a vuestro alrededor y ved la espada de Dios desenvainada sobre todo el pueblo. La muerte nos arrebata repentinamente del mundo sin concedernos un instante de tregua. ¡Cuántos están en poder del mal nuestro alrededor sin poder pensar siquiera en la penitencia!” (Citado por nuestro amigo Jorge Martínez en su excelente artículo “Pestes, historia y literatura” publicado en La Prensa, el 22/3/2020.

En el siglo XIX Buenos Aires fue azotada por la fiebre amarilla, en la cual murieron 14.000 de sus 180.000 habitantes. Y en el siglo pasado la gripe española hizo estragos en nuestro país entre 1918 y 1920.

Como Instituto de Filosofía Práctica aconsejamos ante la situación el ejercicio de la prudencia, la primera de las virtudes cardinales con todas sus partes de la dimensión cognoscitiva: memoria, docilidad, intelección de lo concreto, razón “industriosa” y sagacidad, la antigua solercia, y de su dimensión imperativa, la más importante: providencia, circunspección y cautela. Porque esta virtud no se reduce a la cautela, ya que como escribió humorísticamente el Padre Leonardo Castellani, para prevenirnos de tantos cautelosos en exceso, con referencia al político: su primera virtud debe ser la prudencia, la segunda, la imprudencia.

En marzo de este año un obispo francés entendemos que dio en la tecla acerca de cual debe ser nuestra actitud ante la pandemia con un valeroso comunicado que hubiéramos querido ver, aunque fuera en uno solo de nuestros apichonados pastores vernáculos: Escribe el actual obispo de Ars-Belley. Pascal Roland: “Más que a la epidemia de coronavirus ¡debemos temer a la epidemia del miedo! Me niego a ceder al pánico colectivo y no tengo la intención de emitir instrucciones para mi diócesis. ¿Dejarán de reunirse los cristianos para rezar? ¿Renunciarán a a ayudar a sus semejantes? Aparte de las medidas de prudencia para no contagiar a otros cuando se está enfermo, no es oportuno agregar más”.

“Recordemos que en situaciones mucho más graves y cuando los medios sanitarios no eran los actuales, los cristianos rezaban en forma colectiva, ayudaban a los enfermos, asistían a los moribundos y sepultaban a los muertos. Los discípulos de Cristo no se apartaron de Dios ni se escondieron de sus semejantes”.

“¿No resulta revelador de nuestra relacióstorsionada con la realidad de la muerte el pánico colectivo que presenciamos? ¿No manifiesta la ansiedad que provoca la pérdida de Dios? Queremos ocultar que somos mortales y cerrándonos a la dimensión espiritual de nuestro ser, perdemos terreno. Debido a los progresos técnicos ¡pretendemos dominarlo todo y ocultamos que no somos dueños de la vida!”

“Esta epidemia nos recuerda afortunadamente nuestra fragilidad humana!, que todos somos vulnerables. ¡Parece que hemos perdido la cabeza! Vivimos en la mentira. ¿Por qué enfocar la cuestión solo en el coronavirus?

“Alejada de mí la idea de cerrar iglesias, suprimir misas… porque una iglesia no es un lugar de riesgo, si no un lugar de salvación, de esperanza. ¿Deberíamos sellar a piedra y lodo nuestras casas? ¿Deberíamos saquear los supermercados y acumular reservas? ¡No! Porque un cristiano es consciente de que es mortal, pero sabe en quien ha puesto su confianza: cree en Jesús”.

“Un cristiano no se expone innecesariamente, pero tampoco trata de preservarse. Siguiendo a su Maestro y Señor crucificado, aprende a entregarse a sus hermanos más frágiles desde la perspectiva de la eternidad”.

Este es un obispo. Como expresara Teodosio el Grande rodeado de prelados adulones, respecto a San Ambrosio que lo excomulgara y lo obligara a meses de penitencia con motivo de la masacre de Tesalónica: conozco uno solo que merece el nombre de obispo: es Ambrosio. No tenemos nada que agregar, sino solo. en esta época de pigmeos, rendir homenaje a tres grandes: San Ambrosio, Teodosio y monseñor Pascal Roland.

 

Buenos Aires, mayo 26 de 2020.

 

Bernardino Montejano

Presidente

Juan Antonio Vergara del Carril

Secretario