Economía y sociedad: los desafíos de la responsabilidad cristiana. Preguntas y respuestas sobre el Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia.

copertina_del_saggio_mce

Publisher: Edusc
Pages: 124
Price: €13,00

En resumen, sin Dios el hombre se convierte en inhumano. Sin Dios no podemos construir una sociedad digna del hombre, como han experimentado dolorosamente los regímenes ateos del siglo XX” (pág. 8). Así explica el profesor Martin Schlag, docente de Doctrina Social en la Pontificia Universidad de la Santa Cruz (PUSC), en el prólogo de esta síntesis en forma de catecismo del Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia, el significado de la obra dirigida al gran público que en doce breves capítulos a base de preguntas y respuestas resume a grandes rasgos la enseñanza social de la Iglesia a la luz también de los últimos pronunciamientos del Magisterio en materia, no presentes en el Compendio de 2004 (como Caritas in Veritate y Evangelii Gaudium). Tras haber declarado que en la Doctrina Social es la caridad y, por consiguiente, el supremo mandamiento divino del amor el que mueve la predicación y la misión de la Iglesia, el volumen aclara aspectos aún controvertidos de la evangelización social como la relación entre la naturaleza y lo sobrenatural: “no hay que concebir lo sobrenatural como una entidad o un espacio que empieza donde acaba lo natural, sino como la elevación de éste, para que así nada del orden de la creación y de lo humano sea ajeno y esté excluido del orden sobrenatural y teologal de la fe y de la gracia, sino más bien que sea reconocido, asumido y elevado por éste” (pág. 24). Es bien sabido que precisamente en este plano, en cambio, ciertas corrientes del pensamiento débil -que han entrado posteriormente en la teología- han confundido, y no poco, los ámbitos llegando incluso a defender públicamente el laicismo y, por lo tanto, el proceso de descristianización a partir de premisas teñidas de integralismo religioso (en lo que respecta a Italia basta pensar en la parábola reciente del dossettismo). Gregorio Guitiàn sugiere otra puntualización particularmente conveniente en el cuarto capítulo dedicado a los principios de la Doctrina Social cuando observa que uno de los problemas mayores de la vida pública hoy, sobre todo en Occidente, es la progresiva reducción de la correcta comprensión de la justicia, fruto de “una consideración ‘contractual’ de la justicia como mera convención humana: justo sería lo que está determinado por la ley, fruto del acuerdo entre todos. Sin embargo «lo que es ‘justo’ no está en origen determinado por la ley, sino por la identidad profunda del ser humano»” (pág. 59), citando aquí las palabras de San Juan Pablo II en la Encíclica Sollicitudo Rei Socialis de 1987.

            Es interesante también el capítulo siguiente, dedicado al tema de la familia (“Vida y amor: el Evangelio de la familia”), objeto también en los últimos decenios de una crisis cultural y jurídica sin precedentes en nuestras clases dirigentes. Tras haber recordado que la institución familiar en cuanto sociedad natural es la “primera y vital célula de la sociedad” (pág. 61) y que por lo tanto se sitúa naturalmente en el centro de la vida social, se subraya lo que actualmente falta en muchos, demasiados ámbitos e instituciones políticas y civiles europeas a pesar de que a veces incluso las Constituciones lo confirmen, es decir que “tanto el Estado como la sociedad civil están llamados a reconocer esta prioridad de la familia, ya sea desde el punto de vista cultural, ya sea desde el político, respecto a la opuesta mentalidad individualista” (pág. 61). Con respecto a la institución del matrimonio y a su propia y exclusiva especificidad, recordando los numerosos puntos del Compendio a este propósito, la visión cristiana del amor humano se resume con esta claridad: “La ley civil, o estatal, debería ser coherente con la ley natural: ésta reconoce que sólo un hombre y una mujer son capaces, con una relación exclusiva e indisoluble, de formar una familia y, por lo tanto, de unirse en matrimonio. Desde el momento que la familia es la primera y vital célula de la sociedad, es tarea de toda la sociedad protegerla y promoverla, tanto por el bien de los cónyuges y de sus hijos, como por la estabilidad de la sociedad, que vincula su propia concreta posibilidad de existencia, al menos en términos de procreación, a la familia misma. Por este motivo el divorcio y las uniones de  hecho constituyen una grave amenaza para la persona humana y para las bases de la sociedad. La sociedad puede, por consiguiente, disciplinar los efectos del matrimonio, pero no puede abolir el derecho al matrimonio ni puede modificar las características del mismo” (pág. 62).

            Después siguen varios capítulos sobre las cuestiones del trabajo, el desarrollo, la paz y el diálogo internacional, los derechos humanos y la protección de la creación, cada uno con un tratamiento ordenado, esencial y puntual, aunque con un perspectiva divulgativa de fondo. Se aprecian también en las últimas páginas de la obra varias digresiones sobre los temas más recientes de la actualidad global: desde la guerra al desarme y a los desafíos del terrorismo, entre  otros, sin olvidar sin embargo -precisamente mirando a esa brújula imprescindibile y ‘no negociable’ de la Doctrina Social que es la promoción de la dignidad humana a nivel universal- que ésta, hoy más que nunca, “implica sobre todo la afirmación del derecho inviolable a la vida, desde la concepción hasta la muerte natural, el primero entre todos y condición para todos los otros derechos de la persona (CDSI 553). El respeto de la dignidad personal exige, además, el reconocimiento de la dimensión religiosa del hombre, que es el reconocimiento efectivo del derecho a la libertad de conciencia y a la libertad religiosa de los individuos y de las instituciones. En el actual contexto cultural, asume una singular urgencia el compromiso de defender el matrimonio indisoluble entre un hombre y una mujer, y la familia.

Omar Ebrahime

 

M. SCHLAG (editado por), Economia e società: le sfide della responsabilità cristiana. Domande e risposte sul Compendio della Dottrina Sociale della Chiesa, (Economía y sociedad: los desafíos de la responsabilidad cristiana. Preguntas y respuestas sobre el Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia, ndt), Edusc, Roma 2015, Págs. 124, Euros 13.